Marketing digital para ópticas

Publicidad online y marketing digital para ópticas ambiciosas, déjanos tus datos y te explicamos cómo

Realizamos planes de marketing online y estrategias de publicidad digital con el fin de conseguirte más clientes y promocionar los servicios que más te interese vender.
Te ayudamos en todo el proceso.
Nos encantan los retos. Cuéntanos el tuyo.

Posicionamiento SEO

Consigue contactos de clientes potenciales para tu estudio de arquitectura

Solicita un informe de situación

Sin compromiso te decimos en qué estado te encuentras. Recíbelo en menos de 24 horas.

Contacta con nosotros para empezar tu plan

¿A qué estás esperando? Prueba algo diferente.

¿Quieres recibir un presupuesto personalizado?

Responsable del fichero: Safe Marketing Online, S.L. Finalidad: envío de información sobre productos y servicios propios al suscrito. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Comunicación para ópticas

La comunicación es, siempre, la clave de todo proceso de la interacción humana.

No es necesaria solamente para el desarrollo de nuestra vida en común, sino que es indispensable para todos los procesos psicológicos que conforman nuestra especie. Recibimos la información, la procesamos y emitimos una respuesta hacia ella.
Este sistema es cíclico, y se aplica directamente en el campo de la comunicación en el marketing.

Un correcto sistema comunicacional es uno de los pilares fundamentales de toda empresa, y garantiza que el mensaje llegue al público objetivo tal y como nosotros queremos, limitando las interpretaciones personales y ocasionando una respuesta determinada.
En cualquier ámbito en general y específicamente en el ámbito de la comunicación para ópticas, debemos encargarnos de cubrir una necesidad al cliente que no es, en absoluto, banal.

Partimos de la ventaja de ofrecer un producto que es indispensable para el desarrollo de la vida de un gran sector de la población, pero esto hace que carguemos con el añadido de la responsabilidad hacia los consumidores. Una responsabilidad potencialmente mayor que la de otras empresas orientadas a otros servicios.
En Comunicare creemos (y sabemos) que la comunicación es una de las claves de su éxito empresarial. Le ayudamos a entender cómo funcionan estos procesos complejos, y le orientamos para que proyecte todo su potencial en el público adecuado.

Publicidad para ópticas

La publicidad es un campo que, lejos de estar agotado, no ha hecho más que empezar a crecer. Hoy en día, la publicidad lo es todo. Es la diferencia entre tenerlo todo o no tener nada. Un buen sistema de publicidad, una estrategia bien determinada, es el punto de partida para un negocio que puede empezar en un trastero para acabar siendo una multinacional.
En el sector de la óptica no está todo vendido.

Los productos para lidiar con las dificultades visuales son totalmente necesarios para sus consumidores, pero no se queda atrás aquel público que adquiere estos bienes por una cuestión de estética. Por ejemplo, las gafas de sol graduadas, las monturas de marca o las propias lentillas.
La clave se encuentra en fluir a la vez que lo hace la sociedad.

Atender a las tendencias y abanderarse de ellas en los momentos precisos, ofreciendo servicios que nadie más ofrece. Afinando el oído para escuchar lo que los consumidores quieren o necesitan.

La publicidad es la herramienta que nos ayudará a dar en la diana: ofrecer a los compradores lo que necesitan mientras les convencemos de que necesitan lo que les ofrecemos.
Una maniobra que puede parecer sencilla, pero que requiere de complejos estudios de mercado.

La mejor forma de aplicar esta estrategia es asesorándote con profesionales, ya que un sistema mal aplicado o interpretado puede causar exactamente el efecto contrario al que buscamos.

Plan de marketing para ópticas

Todo proceso de negocio conlleva un estudio previo del sector en el que se va a incidir. Ya sea a pequeña o gran escala, el análisis previo es indispensable. Nuestra actividad empresarial comienza al detectar un nicho de mercado en el que podemos hacernos un hueco.

Nadie abriría una empresa sin estar seguro de que sus servicios no serían, de una forma u otra, demandados.
Una vez tenemos claro cuál va a ser nuestro lugar como empresa dentro del panorama, debemos establecer un plan de marketing para ópticas. ¿Cómo hacerlo? Los profesionales de la comunicación sabrán exactamente qué pasos seguir para optimizar los recursos y afinar los resultados.
Primero, realizamos un estudio de mercado.

Esto nos servirá para analizarnos a nosotros mismos y hacerlo exactamente igual con la competencia.

Además, nos ayudará a conocer los puntos en los que podemos destacar, así como a mejorar aquellos aspectos en los que todavía no nos hayamos desarrollado del todo.
También prestaremos especial atención a la situación en la que se encuentra el mercado del que vamos a empezar a formar parte (social, política y económicamente).

Por ejemplo, no es lo mismo abrir una tienda de zapatos ecológicos o veganos que una casa de apuestas.
Analizamos a nuestro público objetivo o target; para ello, haremos un baremo entre el porcentaje de la población que necesita de nuestros productos y el poder adquisitivo medio del país o sector social que más los demanda.

Nos preguntaremos qué les motiva a usar nuestros productos, qué buscan, cuánto están dispuestos a pagar y qué fallo no podemos permitirnos nunca.
Debemos estar muy atentos a las ofertas y modus operandi de nuestra competencia.

Estudiar qué ofrecen, cómo lo hacen, qué les funciona y qué no, para poder mejorar la oferta y rentabilizar nuestra inversión de negocio.
Marcarnos objetivos a corto, medio y largo plazo es básico: no podemos correr hacia una meta final sin tener claros los obstáculos con los que nos vamos a enfrentar.

Puede que sin hacerlo lo logremos, sí, pero tardaremos mucho más, tendremos menos posibilidades y tendremos constantemente una sensación inevitable de desorganización.

Protocolarizar, priorizar y estudiar pormenorizadamente cada objetivo a cumplir nos ayudará a alcanzar esa ansiada meta. Debemos caminar siempre sabiendo que lo que tenemos de frente es el horizonte que buscamos.

Estrategias de marketing para ópticas

El marketing es, al final, el resultado de un trabajo realizado en la mente de un consumidor potencial. Nuestra labor dentro del ámbito del marketing es posicionarnos a distintos niveles (dentro de la sociedad, dentro de las redes sociales, dentro de internet en general, dentro de la mente de nuestros compradores, dentro de un sector…).

Cada uno de estos posicionamientos requiere de una estrategia predefinida, y estrategias, como posicionamientos, hay muchas.
La estrategia de cartera es, por ejemplo, aquella que se basa en potenciar un producto destacable como “gancho” para dar a conocer nuestra empresa y el resto de productos que ofrecemos.

Para ello, hemos de diseñar ese artículo “estrella”, que será la punta del iceberg de toda nuestra oferta.
Para definir cuál será este producto, hemos analizar previamente todos los productos y servicios, organizarlos de forma individual o como líneas de productos de características similares y observar los puntos fuertes y débiles respeto a los de la competencia.
Otra estrategia es la de segmentación, que se basa en la premisa de “en la diversidad está la fuerza”.

Si en un nicho de mercado parece que ya está todo inventado, reinventemos ese nicho.

Demos al consumidor más opciones cuando creía que ya no las tenía. También existen las estrategias de posicionamiento, que consisten en “crear un lugar” en la mente del consumidor. Para ello, hay que entender la situación socio-cultural del país de destino y elaborar una referencia de valores comunes.
¿Qué busca el comprador? ¿Qué valora el comprador?

Un claro ejemplo de este tipo de estrategia es el green wash (lavado de cara verde), que parte de la base de la tendencia social a buscar todo lo más natural posible. Ecológico, saludable, orgánico y, a ser posible, vegano.

No es una tendencia generalizada en todos los sectores sociales, pero sí que supone un cambio importante respecto al tipo de industria que hasta ahora hemos conocido, básicamente muy despreocupada del impacto ambiental.
Cuanto más potente sea el mensaje que transmite nuestra estrategia, a más público llega, y si este mensaje habla de un producto que cubre una expectativa social determinada, el éxito es mucho más probable.

Captación de clientes para ópticas

¿Qué busca un cliente en una óptica? Puede parecer sencillo, pero no lo es tanto.

Un consumidor puede ir a una óptica porque necesita un artículo que mejore la calidad de su visión, o bien porque busca un complemento para completar su look.
La percepción de los artículos de óptica ha mutado al igual que lo ha hecho la sociedad. Antiguamente, las gafas de vista eran de uso estricto para quienes no podían ver si ellas.

Actualmente, forman parte de una tendencia de moda.

Si nos ceñimos estrictamente a ofrecer un producto simple que cubra una necesidad específica, obtendremos un público mucho más reducido que si lo que ofrecemos otorga una función adicional: la estética.
La captación de clientes en el ámbito de la óptica debe ligarse en gran parte al ámbito de la moda.

La óptica es una rama de la salud que no tiene por qué renunciar a la forma física que el cliente desea. Los artículos de óptica han de ofrecerse como productos cada día mejores, más complejos, más bonitos y en la cresta de una ola de tendencia en alza.

Captaremos más clientes si somos capaces de comprender, tras estudios de mercadotecnia adecuados, qué busca nuestro público objetivo en un producto como el que nosotros ofrecemos.
¿Por qué comprarnos a nosotros y no a la competencia?

Porque nuestro producto cumple con las expectativas generales de nuestros clientes y, además, es bonito, tiene un precio competitivo y es tendencia. Marcar la diferencia es lo que nos impulsa entre las otras marcas. Podemos ofrecer un producto similar, pero debemos conseguir que el cliente prefiera comprárnoslo a nosotros.

Marketing online para ópticas

Desde luego, el marketing online o marketing digital es imprescindible a día de hoy.

Pensemos en una sola multinacional (o, al menos, una gran empresa) que no tenga su propia página web para dar a conocer sus ofertas o productos. Difícil, ¿verdad?
Esto se debe al enorme auge de la compra y venta de productos a través de internet.

Es sencillo, cómodo y muy rápido. Es un nuevo mecanismo de relación de las personas para con los servicios. T

anto es así que muchas personas no pisan la calle para realizar sus compras.

Una página web intuitiva, ordenada y fácil de utilizar para todo tipo de público puede ser un portal de recibimiento para nuevos clientes.
Un cliente no quiere perder el tiempo y el dinero desplazándose hasta una tienda física sin saber qué producto va a encontrar allí, a riesgo de no encontrar lo que busca.

Por ello, siempre agradecerá la posibilidad de, al menos, “ojear” la oferta antes de comprometerse a adquirirla.
El marketing online conlleva un compromiso similar al marketing convencional.

Este es el mantenimiento minucioso del aspecto que la empresa contratante proyecta hacia la sociedad y los potenciales consumidores.

Para que nuestro “aspecto” sea el adecuado, la mejor opción es asesorarse y dejarse guiar por expertos en mercadotecnia.
Este tipo de exposición al público conlleva un cuidado similar al de la imagen que proyectamos cuando tenemos una tienda física, con el añadido del mantenimiento de un sitio web y sistema de compra online, con gestión de pagos, servicio de atención al cliente, renovación constante del contenido de valor que ofrecemos, exposición correcta (llamativa y con buena fotografía y puesta en escena) de nuestros productos, gestión de anunciantes, etc.

Posicionamiento web SEO para ópticas

Esto será lo que nos impulse en el ámbito del marketing online. El SEO o Search Engine Optimization es la herramienta que se ocupa de que nuestro nombre (nuestra marca) aparezca en las búsquedas de internet. Esto significa que si un cliente está buscando “monturas de marca a buen precio” o “gafas de sol graduadas”, será nuestra oferta la primera que encuentre.
Esta labor es ardua y digna del desarrollo por parte de profesionales, ya que no es sencillo crear un contenido de calidad de forma permanente, que ofrezca al internauta información que le apetezca seguir leyendo, o un producto llamativo que le impulse a dar ese click para comprar un producto.
El posicionamiento SEO se centra en el buen uso de palabras clave para forzar los motores de búsqueda y algoritmos de internet a nuestro favor. No vale solamente con introducir la palabra que queremos que aparezca en todos nuestros textos.

El contenido debe enganchar fácilmente, ser de lectura ligera y potenciar exactamente lo que nosotros buscamos en la mente del lector.
Es por ello que el SEO es, hoy en día, una especialidad dentro del marketing digital excepcionalmente valorada. Resulta imprescindible la presencia de un profesional del SEO en un negocio que basa, o al menos, apoya, su mercado y funcionamiento en internet.

Las empresas de marketing digital como Comunicare ofrecemos servicios de posicionamiento SEO en nuestras estrategias de trabajo.