Marketing digital para autónomos

Si quieres aumentar el número de peticiones para tus proyectos como autónomo, déjanos tus datos y te explicamos cómo

Desarrollamos estrategias para captar nuevos clientes y proyectos de toda España. Sabemos encontrar los clientes que te interesan.
Te ayudamos en todo el proceso.
Nunca nos rendimos, nunca nos acomodamos.

Posicionamiento SEO

Consigue contactos de clientes potenciales para tu empresa

Solicita un informe de situación

Sin compromiso te decimos en qué estado te encuentras. Recíbelo en menos de 24 horas.

Contacta con nosotros para empezar tu plan

¿A qué estás esperando? Prueba algo diferente.

¿Quieres recibir un presupuesto personalizado?

Responsable del fichero: Safe Marketing Online, S.L. Finalidad: envío de información sobre productos y servicios propios al suscrito. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Comunicación para autónomos

De una forma simple, definimos la comunicación como el proceso en el que un emisor transmite a un receptor un mensaje en un contexto determinado, a través de un canal y en un código que ambos conocen. Deducimos, por tanto, que los elementos que intervienen en el proceso comunicativo son el emisor, receptor, mensaje, canal, código y contexto. El mal funcionamiento de cualquiera de ellos impide este acto.

Independientemente del tamaño de la empresa o negocio, la comunicación adecuada permite la satisfacción e identificación de los empleados con la empresa. Con ella potenciamos una imagen favorable de la misma. Presenta dos dimensiones: la comunicación interna y la externa.

La comunicación interna es la que dirigimos a los empleados y trabajadores. Si es la adecuada, motiva al equipo y genera integración. Se fortalecen las relaciones, lo que ayuda a incrementar la competitividad y la eficiencia. Esta comunicación se perfecciona en nuestra empresa si cuidamos tanto la comunicación interna descendente como la ascendente.

Si somos autónomos, salvo que tengamos empleados a nuestro cargo, la más importante es la externa. La comunicación externa es la que nos ayuda a crear una imagen de marca. Esta imagen no solo informa de lo que somos, sino que también ha de servir para vender una realidad. Si no sabemos comunicar adecuadamente, podemos obtener los resultados contrarios a los pretendidos. La comunicación externa no solo es el proceso por el cual proporcionamos información de nuestros productos a la opinión pública o a un nicho potencial de consumidores. Se trata de un proceso en ambas direcciones, ya que también nos sirve para recopilar datos sobre las preferencias y gustos de nuestros potenciales clientes.

Publicidad para autónomos

Aunque el boca a boca es el aliado más antiguo del marketing, necesita una actualización para adaptarlo a los nuevos tiempos. Analizar las costumbres del público objetivo y dónde busca los servicios o productos que ofrecemos es indispensable para llevar a cabo la publicidad que necesita. Sin despreciar las formas de publicidad tradicional, las nuevos métodos se imponen. En estos momentos, es imprescindible que dispongamos de una página web bien diseñada, ligera y posicionada en Google mediante SEO, con un blog incluido que nos permita la creación de relaciones de confianza y la información de doble dirección. También es necesaria la presencia en redes sociales donde los inputs y outputs de información son valiosos para fidelizar las relaciones.

Plan de marketing para autónomos

En la actualidad, es casi impensable diseñar un plan de marketing tradicional sin tener en cuenta internet. Si lo realizáramos así, en poco o nada beneficiaría a nuestra proyección en internet. No ocurre lo mismo al revés. Si diseñamos un plan de marketing digital, automáticamente se beneficia y se da a conocer nuestro negocio físico.

Para elaborar un plan de marketing adecuado hay que seguir una secuencia lógica de pasos. El primero de ellos es definir correctamente nuestro negocio (el nicho de mercado), mediante un análisis previo, y esbozar las características de la marca que deseamos crear. El segundo paso consiste en analizar en profundidad el mercado y la competencia. Posteriormente, se establecen metas y objetivos realistas a corto y medio plazo. También es interesante que realicemos en este proceso un análisis DAFO sobre nuestro negocio, para tener en cuenta las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades respecto a la competencia, con el fin de que acentuemos unas y soslayemos o fortalezcamos las otras.

Un plan de marketing digital para autónomos debe incluir, además, otra serie de pasos como la estrategia para generar tráfico, la estrategia de contenidos, el email marketing, la publicidad con Google Adwords o Facebook Ads, etc.

Estrategias de marketing para autónomos

Implica la definición de objetivos de distinto carácter: financieros, no financieros, relacionados con los clientes y estratégicos. La estrategia es la parte central del plan de marketing. Se basa en cómo desarrollar el target o público objetivo al que nos dirigimos y el posicionamiento. Hemos de considerar varias dimensiones a la hora de definirlo:

1. Estrategia de cartera. Se refiere a los productos de nuestra cartera y a la toma de decisiones para priorizar aquellos que más se ajusten a nuestros objetivos, teniendo en cuenta su rentabilidad y potencial. Existen herramientas que nos pueden ayudar a decidir.

2. Estrategia de segmentación. Para optimizar nuestros recursos es conveniente dividir el mercado en grupos homogéneos. Eso nos permite realizar propuestas que se adapten mejor a cada grupo objetivo.

3. Estrategias de posicionamiento. El posicionamiento se refiere al lugar que nuestro producto ocupa en el imaginario de los consumidores respecto de los competidores. Para ello, algunas de las posibles estrategias que podemos elegir son el beneficio, la relación entre calidad y precio o si apostamos por precios altos o bajos, cualidades que ofrecen nuestros productos, su utilidad, etc.

4. Estrategia funcional. Se incluyen las estrategias clásicas del marketing, marketing mix o las llamadas “4 P”: producto, precio, comunicación y distribución.

Captación de clientes para autónomos

Es el proceso de búsqueda de clientes para, posteriomente, fidelizarlos. Es imprescindible que tengamos en cuenta lo mencionado en los puntos anteriores. Existen varios métodos para conseguirlo, por ejemplo, el AIDA (atracción, interés, demostración y acción). Tampoco hay que olvidar algunas recomendaciones:

1. Tener en cuenta la empatía a la hora de comunicarnos con el cliente y no automatizar las relaciones con él.

2. Conocer bien a los clientes.

3. Sacar partido de las críticas y quejas de los usuarios para detectar los errores y aprovechar la comunicación que se establece con ellos en ese momento.

4. Mantener el contacto con el cliente.

5. Ganarse su confianza siendo sinceros, honestos y adaptables.

6. Diferenciarse de la competencia.

Marketing online para autónomos

El marketing online no solo supone una adaptación del marketing clásico a internet: crea sus propias herramientas y recursos con el fin de lograr incrementar las ventas. La diferencia mayor es que es mucho más democrático. Muchas de las herramientas del clásico no son accesibles para una pequeña empresa o un emprendedor que inicia su camino. En el marketing online esa brecha se difumina: grandes y pequeños juegan en la misma liga si hacen bien las cosas.

Otras de sus características destacables son el feedback inmediato con el cliente y la posibilidad de medir casi todo en tiempo real. Esto último nos permite conocer el éxito de nuestro plan de marketing y efectuar las correcciones necesarias.

Muy valiosa es también la posibilidad de realizar un análisis o evaluación de los resultados con mayor facilidad y en menor tiempo que en el marketing tradicional. Ello nos permite realizar ajustes de forma rápida. Algunos datos que podemos conseguir son los siguientes:

– Número de visitas totales: Este dato es importante cuando interacciona con otras variables y permite valorar las acciones dirigidas a incrementar el tráfico a nuestra web.

– Tasa de conversión: Es una de las más calculadas. La tasa de conversión representa el porcentaje de usuarios que realiza una acción específica, por ejemplo, comprar o registrarse. Se obtiene al dividir el número de objetivos conseguidos por el número de visitas totales en un determinado período.

– Tasa de aperturas y clics: Se utilizan, sobre todo, en publicidad y en marketing de contenidos. Determinan el interés que despierta el mensaje y el número de veces que el usuario cliquea sobre el enlace de la comunicación. Muestra el rendimiento de la misma.

– Alcance: Se usa en redes sociales para saber a cuántas personas llega un mensaje considerando el número de veces que se comparte dicho mensaje.

– Tasa de rebote: Conviene que este ratio sea bajo. Indica el número de usuarios que visitan nuestra página y que, sin interactuar con ella, la abandonan.

– Retorno de la inversión (ROI): Es el beneficio obtenido como resultado de las distintas acciones de marketing llevadas a cabo en relación con los costes que suponen. Se calcula mediante una fórmula matemática:

ROI = (Beneficio – inversión)/inversión

– Coste de adquisición del cliente (CAC): Es la inversión económica realizada para que un cliente potencial adquiera nuestro producto o servicio. Este indicador muestra la situación real y la viabilidad de la empresa. Se obtiene mediante una fórmula matemática en la que los costes se dividen por los nuevos clientes finales.

Por su parte, las principales estrategias utilizadas en el marketing online son:

1. Inbound marketing o marketing de contenidos. El medio más utilizado y eficaz para ello es el mantenimiento de un blog actualizado. Su finalidad es el llamado embudo de conversión. Este es el proceso mediante el cual atraemos a clientes potenciales a nuestra web, conseguimos leads (clientes potenciales) o hacemos que muestren su interés registrándose en ella, y aumentamos la conversión cuando nos permiten interaccionar con ellos. De esta forma, podemos segmentar y personalizar aún más la oferta de productos o servicios para conseguir el objetivo de ventas.

Escribir en un blog periódicamente no garantiza por sí mismo una buena estrategia. De hecho, no hacerlo bien u olvidarnos de actualizarlo puede ser contraproducente. Además, hay que tener otras nociones en cuenta y construir una estrategia para publicar los textos más adecuados al fin que perseguimos.

2. Marketing de buscadores. Es el lugar que ocupa nuestra marca en la red. Hay dos estrategias diferenciadas:

– SEO: Es el posicionamiento natural de la web en buscadores como Google. Conseguir salir en la primera página de los resultados de búsquedas lleva su tiempo, pero una vez conseguido es publicidad gratis y una mayor atracción de tráfico. Depende de muchos factores conseguirlo. Una buena ayuda supone prestar atención a las palabras con las que suelen buscar productos o servicios como los que ofrecemos.

– SEM: Esta herramienta es de pago y también se utiliza para aumentar el tráfico mediante enlaces patrocinados.

3. Email marketing. Permite crear relaciones de confianza y fidelizar a los clientes mediante una sabia combinación de marketing de contenidos y copywriting o la elaboración de textos comerciales estratégicos. Debemos realizar todo ello cumpliendo los requisitos legales de la Ley de Protección de Datos y con la confirmación del usuario inscrito para recibir la información.

4. Social media marketing. Las redes sociales constituyen el escaparate de nuestro negocio. Ahí, no solo captamos nuevos clientes, sino que nos ayudan a desarrollar el proceso de branding del negocio. El acierto de nuestro plan nos puede proporcionar mucha rentabilidad al usarlas. No es necesario que estemos en todas, sino en las más rentables y adaptadas a nuestro modelo de negocio. Las más utilizadas son Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, etc.

5. Marketing de afiliación. Consiste en pagar comisiones a plataformas y páginas por promocionar nuestro negocio o producto, por una compra, por captación del cliente potencial o lead, o por clics.

Posicionamiento web SEO para autónomos 

SEO procede del inglés y quiere decir Seach Engine Optimization. Es el posicionamiento en buscadores o la optimización basada en los motores de búsqueda. Su finalidad es mejorar la visibilidad de una página en los resultados en diferentes buscadores.

Son muchos los factores que influyen en un motor de búsqueda para preferir una página sobre otra. Hay dos básicos: la autoridad y la relevancia.

– La autoridad es la popularidad de una web. Es el factor que más valora un motor de búsqueda porque se basa en la experiencia de las personas. Al compartirse con frecuencia uno de sus contenidos, el buscador entiende que a más usuarios les parece útil.

– La relevancia es la relación de una web con una búsqueda concreta. Esto no quiere decir que por repetir muchas veces un término ya adquiere una página relevancia. El motor se basa en otros factores on-site para determinarlo, pero lógicamente alguna mención debe haber.

El SEO se divide en dos grupos:

1. SEO on-site: Se ocupa de la relevancia. Se encarga de que nuestra página esté optimizada para que el motor de búsqueda entienda el contenido de la misma. Incluimos aquí la optimización de keywords o palabras clave, el tiempo que tarda en cargar, la experiencia del usuario, la optimización del código y el formato de las direcciones URL.

2. SEO off-site: Se centra en factores externos a nuestra página web. Se incluyen la cantidad y calidad de enlaces, la presencia en las redes sociales, las alusiones en medios locales, la popularidad de la marca y su rendimiento en los resultados. Para medir eso se usa el CTR, que es el número de clics dividido por el número de veces que el contenido ha sido visto por los usuarios y multiplicado por 100.

El SEO contribuye a la utilidad de la página tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda. En otras palabras, es lo que va a determinar que un motor entienda el tema que trata nuestra página y si esta es útil.