Marketing digital para niños

Desarrollamos estrategias de marketing para generar ventas en tu negocio infantil desde hoy

Mejora la imagen de negocio para destacar sobre tu competencia con un plan especifico para captar nuevos clientes en toda España. Te ayudamos a generar tráfico y aumentar la caja. 

Cuéntanos tu reto.
Nunca nos rendimos, nunca nos acomodamos.

Posicionamiento SEO

Consigue contactos de clientes potenciales para tu negocio infantil

Solicita un informe de situación

Sin compromiso te decimos en qué estado te encuentras. Recíbelo en menos de 24 horas.

Contacta con nosotros para empezar tu plan

¿A qué estás esperando? Prueba algo diferente.

¿Quieres recibir un presupuesto personalizado?

Responsable del fichero: Safe Marketing Online, S.L. Finalidad: envío de información sobre productos y servicios propios al suscrito. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Marketing para niños

Los niños son un grupo demográfico extremadamente importante. Hay que tener en cuenta que es una población que cubre diversas franjas de edad y que en cada una pueden englobarse una gran variedad de artículos especialmente diseñados y pensados para ellos.
El marketing trata de buscar las formas más propicias para publicitar determinados productos o servicios, generando un interés sobre ellos que derive en su adquisición.

En relación al caso que nos ocupa, es importante destacar que, en muchas ocasiones, la decisión última que toman los padres sobre la realización de una compra dependerá de la opinión o los gustos de los niños, y que dependiendo de su edad será más conveniente llegar a ellos de una u otra forma. Eso es algo que los especialistas en marketing nos dedicamos a estudiar en cada caso concreto.

Comunicación para niños

Partimos de los conceptos básicos de la comunicación: emisor (el que comunica), mensaje (la información que se ofrece) y receptor (el que recibe y escucha el contenido del mensaje) y debemos adaptarlos al contexto creado por el público al que va dirigido.
Los niños son un sector al que hay que dirigirse a través del uso de un lenguaje específico.

Es importante tener muy presente la edad hacia la que se enfoca la comunicación y que no hay que circunscribirla a un tipo de lenguaje concreto.
A veces las palabras no son necesarias.

Expresar una idea de tal forma que los receptores la capten y la entiendan es algo que puedes llevar a cabo sin el uso del lenguaje verbal o escrito.
Si se trata de niños muy pequeños, es aconsejable que optes por una comunicación visual.

Los niños de aproximadamente dos años de edad tienen la capacidad de memorizar colores y formas e incluso de realizar asociaciones precoces de esas formas, colores, dibujos, empaquetados concretos, etc. con determinados estímulos, marcas, sensaciones y demás. En esos momentos de la vida infantil, existe un tipo de publicidad básica que pueden entender con facilidad.

Más adelante, el diálogo puede establecerse a través de mecanismos y canales más complejos, como se explica en los siguientes apartados

Plan de marketing para niños

El marketing es un concepto que engloba las técnicas, estrategias y formas de mostrar y ofertar un producto con el fin de optimizar los resultados de su comercialización.
Los niños son un público perfecto al que dirigir una campaña de marketing.

El motivo fundamental es que puedes lograr captar su atención y llegar a ellos consiguiendo que el producto les interese sin necesidad de dar explicaciones sobre las mejores cualidades del artículo o sus ventajas. Tampoco el precio influye en sus apetencias o preferencias.

Un juguete o unas galletas pueden gustarles mucho sin importar si su precio es más caro que otra mercancía similar.
Con todos estos datos presentes, vamos a realizar un plan de marketing. Un documento que es recomendable redactar cada año empresarial en el que se ajustan determinadas cantidades y escenarios.

En primer lugar, debes definir el mercado hacia el que va a dirigirse la acción, los integrantes del mismo y el grupo de clientes con el que cuenta tu empresa. También debes fijar los objetivos principales de este año y las partidas de gasto que van a destinarse para cada finalidad (campañas, captación de clientes, etc.). ¿Hacia quién diriges tu promoción? ¿Hasta dónde quieres que llegue tu empresa?

¿Cuánto vas a invertir económicamente?
Encontrar potenciales clientes a través del mercado infantil puede ser posible aunque ellos no tengan dinero para consumir por sí mismos. Si tienes en cuenta el denominado Power Kids (poder de los niños) se entiende el hecho de que son un gran sector al que enfocar una campaña de marketing.

Este término se refiere a la gran importancia que tienen los pequeños de la casa a la hora de influir en la toma de decisiones de sus padres (sobre todo, en el caso de niños de 3 a 9 años) con respecto a la compra de determinados artículos.
Los estudios y estadísticas reflejan que es muy conveniente convertirlos en objetivos concretos de campañas y estrategias publicitarias.

Estrategias de marketing para niños

Los niños tienen una forma concreta y propia de comunicarse, de entender el mundo y de comprender y aprehender los mensajes que les son enviados.
Para conseguir acercar tu producto a ellos debes, de alguna forma, penetrar en su mundo.

Por eso desde Comunicare aconsejamos personalizar al máximo las estrategias de marketing tanto al producto que se publicita como a los que se infieren como consumidores finales del mismo.
Hay que ponerse en su lugar en forma de emisor y en forma de receptor.

Para efectuar estrategias promocionales para la venta de productos a un público infantil, hay que intentar entender qué quieren, cómo lo quieren, lograr que entiendan el mensaje y conseguir entender lo que ellos a su vez nos comunican.
Existen formas muy eficaces de llegar a estos posibles clientes. Incluir en la estrategia personajes que admiran es un recurso muy utilizado. Dibujos animados populares, superhéroes, muñecos y demás celebridades infantiles, que casi siempre tienen un merchandising propio, van a captar la atención de los niños y a ser un mecanismo para provocar una asociación involuntaria de los pequeños entre el personaje y el producto. Además, esta relación directa también va a convertir el artículo en cuestión en algo “favorito” y van a considerarlo “lo mejor”.
Otra alternativa es la inclusión de mascotas.

Perros, gatos y otros animales siempre resultan simpáticos y atrayentes para los niños. A casi todos les gustaría tener un perro en casa o les puede resultar simpático un ratoncito o un cerdito.

Solo hay que ver algunos títulos cinematográficos para apreciar la popularidad que alcanzan muchos compañeros peludos de distinta condición.
Una ventaja que no debes despreciar con respecto a estos pequeños consumidores es que ellos no saben diferenciar entre ocio o entretenimiento y publicidad.

A veces, la simple inclusión de un paquete de cereales de una marca determinada en medio de su programa de televisión favorito o la composición de una canción pegadiza que incluye el nombre de una marca, etc. va a conseguir plantar en su cabeza la semilla de una preferencia.
Añadir un packaging atractivo a un producto o pequeños obsequios en el interior de los paquetes (como las clásicas sorpresas de las cajas de cereales) también son posibilidades que suelen tener mucho éxito.

Captación de clientes para niños

En el apartado de atracción de clientes hay que prestar especial atención a los segmentos de edad a los que encaminas el mensaje. Esto es de especial importancia, ya que va a ser muy diferente la forma de captar la atención de un niño de 4 años y la utilizada por uno de 10 años.
Para la población más pequeña, las tácticas de viralización suelen dar muy buen resultado.

Ellos están muy expuestos a los medios como la televisión, e incluir repetidamente bloques de anuncios en bandas horarias de audiencia infantil va a conseguir popularizar los artículos publicitados.

De ahí hay solo un paso al deseo y al boca a boca. Los niños lo ven, lo quieren y lo cuentan a amigos del colegio, padres, abuelos, etc.

Y es un hecho constatado que cuanto más lo ven, más lo van a querer. Es el tipo de técnica que suele utilizarse, por ejemplo, en la época navideña.
Cuando los niños van creciendo, su exposición a los medios suele incrementarse porque tienen acceso a gran cantidad de dispositivos, más allá de la omnipresente televisión.
Los resultados de recientes sondeos revelan que los niños tienen acceso a un móvil propio cada vez a una edad más temprana.

Estos móviles suelen ser smartphones con conexión a internet y posibilidad de descargar apps repletas de contenidos de su gusto. Y en este contexto es donde puede entrar en juego el marketing digital para niños.
Este tipo de marketing hace referencia a la asociación de una marca con contenidos digitales.

Desde Comunicare, conocemos la importancia de adecuar las acciones publicitarias al devenir de los tiempos. El presente es la época de las nuevas tecnologías, pantallas e internet.

Cifras del año 2017 elevan al 91,8 % el número de internautas españoles de 10 a 15 años, y esto solo ha ido en aumento. Son números que es conveniente tener en cuenta.
En esta franja de edad, los niños dan entrada a sus smartphones, tablets, etc.

A través de ellos se convierten en followers del contenido y de los personajes que más les gustan, haciendo que sus likes sean algo muy cotizado.
Lo visual continúa siendo importante a su edad, por eso hay que tender más a la búsqueda de canales de comunicación acordes a ello.

En momentos más avanzados, puede producirse un acercamiento hacia el entorno de Instagram, que permite aportar contenido visual en forma de pequeños videos en la sección de Stories.
Es muy común que, a priori y por voluntad propia, se conviertan en fieles seguidores de personas a las que admiran o marcas que ya conocen. Por eso YouTube es un lugar ideal para captar clientes a partir de los 10 años de edad (e incluso bastante antes). Los canales muestran personajes que les gustan haciendo cosas que ellos también van a querer hacer.

Muchas marcas aprovechan el unboxing para introducir su producto en esos canales.

Se trata de videos en los que abren cajas de las que sacan el producto. Es un tipo de anuncio cuya publicidad real queda difuminada por la sensación de ocio que perciben los niños.

La mayoría de las veces, el trabajo lo hacen precisamente niños de edades asimiladas a sus espectadores o adultos que se comportan de forma parecida.
Se piden suscripciones y likes después de cada visualización e introducen puntualmente nuevos contenidos al gusto de sus fans.

Es muy importante que se hagan actualizaciones periódicamente para que no decaiga el interés ni se eliminen suscriptores.

A veces, los videos se realizan buscando la sensación de identificación y familias reales enteras son las encargadas de captar la atención de los posibles clientes. Se muestran en su día a día, en el transcurso de su vida familiar con sus mascotas y utilizando los productos que promocionan como si formara parte de su rutina.

Al final, accediendo al canal los niños quieren identificarse y que su vida se asimile a la que ven en la pantalla. Ese deseo de identificación significa el triunfo de la estrategia.

Marketing online para niños

Al igual que ocurre con el marketing digital el marketing online requiere la presencia de una marca en Internet. Pero, en este caso, se trata de crear un contenido interesante que se mantenga de forma estable y al que se pueda llegar siempre.

Los canales o las redes sociales son ubicaciones a las que se accede para disfrutar de un consumo rápido de temáticas cuyo interés se recompensa con comentarios instantáneos, más proyecciones, suscripciones y, por supuesto, con fidelidad.

Posicionamiento web SEO para niños

Muchas marcas crean páginas web propias dentro de las que los niños pueden navegar con libertad y seguridad, explorando los contenidos que pueden ofrecer. Se trata de sitios de sencillo manejo en los que se pueden incorporar juegos, solicitar participación, etc.

Una forma eficaz es la realización de concursos o sorteos, por ejemplo, a través de petición de dibujos, envío de videos, audios…

Estos sitios son un lugar propicio para la venta del producto o merchandising relacionado y pueden contribuir a la creación y consolidación de una buena reputación online y para trabajar el posicionamiento SEO.
La reputación online se refiere a la imagen de una empresa o persona en Internet.

Las páginas web que se desmarcan con un buen diseño y temáticas interesantes y trabajadas para sus usuarios consiguen mejorar la imagen de la marca que representan.

La inclusión de palabras precisas relacionadas con lo que la página ofrece, temáticas geolocalizadas, etc. puede ayudar a mejorar el posicionamiento en los principales buscadores y convertirse en un integrante del podio de los resultados de exploración.
En el interior de la página (o al margen) puede crearse un blog en el que también pueden desarrollarse las materias que se consideren oportunas. Un blog puede ser también un mecanismo para generar fidelización (a través de la suscripción a una newsletter de novedades) o la posibilidad de convertirse en seguidor.

Puede ser un sitio adecuado para colgar opiniones sobre probaturas de productos, imágenes y también videos y, al tiempo, mantenerlo conectado con otras plataformas (YouTube, Instagram…) para que se produzca un fenómeno de retroalimentación.
Las posibilidades en el marketing para niños son inmensas y desde Comunicare nos comprometemos a explorar las más convenientes.