Marketing digital para escuelas

Si quieres aumentar el número alumnos para tu escuela, déjanos tus datos y te explicamos cómo

Desarrollamos estrategias para captar nuevos clientes y proyectos digitales para impulsar tu escuela. Trabajamos sobre todo el territorio español. Sabemos encontrar los clientes que te interesan.
Te ayudamos en todo el proceso.
Nunca nos rendimos, nunca nos acomodamos.

Posicionamiento SEO

Consigue alumnos y contactos de clientes potenciales para tu escuela

Solicita un informe de situación

Sin compromiso te decimos en qué estado te encuentras. Recíbelo en menos de 24 horas.

Contacta con nosotros para empezar tu plan

¿A qué estás esperando? Prueba algo diferente.

¿Quieres recibir un presupuesto personalizado?

Responsable del fichero: Safe Marketing Online, S.L. Finalidad: envío de información sobre productos y servicios propios al suscrito. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

En los últimos años la educación ha cambiado muchísimo, y actualmente el uso de las nuevas tecnologías y el aprendizaje de idiomas están en pleno auge. Además, cada vez son más las familias preocupadas por dar una buena educación a sus hijos, asegurándoles un futuro laboral más óptimo. Pero también son muchas las escuelas que han ido surgiendo y la competencia para conseguir alumnos ha aumentado.

Por tanto, ¿qué puedes hacer para aumentar el número de estudiantes inscritos en tu escuela? Es tan simple y tan complejo como desarrollar diversas estrategias de marketing para tu centro. Con ello podrás captar más alumnos, generar un mayor vínculo con los estudiantes ya matriculados, y mejorar la reputación real y virtual de tu institución dentro de la comunidad educativa.

La educación no es meramente aportar conocimientos, sino que se trata de ayudar a los niños a desarrollarse totalmente, tanto en el ámbito profesional como en el personal. Por ello, en Comunicare creemos en las ventajas que ofrece el adaptarse al perfil de los estudiantes, desarrollando una marca integral orientada a ellos, y transmitiendo un mensaje con los valores y creencias que nos representan. Y la única forma de hacer llegar nuestro mensaje es logrando una amplia visibilidad, para así alcanzar a todas aquellas personas que conecten con dicho mensaje.

Comunicación para escuelas

Para que una estrategia de comunicación para las escuelas sea eficaz, ha de responder a todas las demandas y necesidades del centro. Por ello, además de promocionar los distintos niveles educativos que se imparten o las actividades extraescolares de las que disponemos, hay que ir un paso más allá. En este sentido, la comunicación debe servir para generar una determinada imagen de nuestra institución, explicar nuestro proyecto socioeducativo y las motivaciones que subyacen a él, y dar a conocer nuestros valores y nuestra metodología, entre otros aspectos. Es decir, un plan de comunicación para escuelas tiene que basarse en transmitir con pasión el valor que nuestro centro aporta a los niños, para interesar a padres y alumnos, convencer a la junta escolar y captar más fondos y subvenciones, por ejemplo.

¿Pero qué es comunicar? Lo primero a tener en cuenta es que cada detalle cuenta. Todo lo que hacemos es comunicación. No podemos parar de comunicarnos. Así, la forma en la que se reciben las visitas, el tipo de anuncios y tablones que hay en los pasillos, las circulares y los emails que se envían a los padres, los boletines de notas, etc., son comunicación. Pero también lo son aspectos que solemos pasar por alto, como los colores que elegimos al pintar el centro o al diseñar la web, la ropa que utilizamos, el tipo de actividades que desarrollamos, la disposición de las aulas, o incluso el tipo de actos y funciones que realizamos con nuestros estudiantes. Sin olvidar, por supuesto, el papel que juegan las redes sociales, el logo, o la web. Todo ello es comunicar, y es lo que nos permite conectarnos con nuestros alumnos y sus padres, y con padres que estén decidiendo en qué escuela matricular a sus hijos. ¡Un buen plan de comunicación es uno de los factores que puede convertirnos en el centro educativo de referencia dentro de nuestra comunidad!

Publicidad para escuelas

Está claro que, para sacar adelante un proyecto con éxito, debemos hacernos visibles, independientemente del sector en el que nos desarrollemos. Por supuesto, con las escuelas esto también funciona.

Captar estudiantes actualmente no es tan simple como una vez lo fue. La competencia es cada mayor, como ya hemos mencionado. Y también las nuevas tecnologías han facilitado que los padres puedan conocer e, incluso, visitar virtualmente muchos colegios en poco tiempo y con solo un par de clics. La mayor parte de los centros educativos tienen una oferta muy similar, ya que, al fin y al cabo, han de ajustarse a las leyes y estándares sociales que existen en materia educativa. Sin embargo, todavía quedan huecos para desarrollar una identidad propia basada en la innovación y la creatividad. Y es justo este valor añadido que nos diferencia, lo que tenemos que destacar y publicitar.

Pero ¿cómo hacerlo? Siempre surgen las mismas dudas: cómo publicito mi centro, qué tipo de publicidad es la más adecuada, es realmente efectivo el dinero que estoy invirtiendo en publicidad, etc. La mejor estrategia es ubicarte donde tu estudiante ideal o sus padres o tutores te puedan ver. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las escuelas no cuentan con amplios presupuestos para invertir en publicidad, ya que el presupuesto se destina a las acciones educativas. Por ello, deben utilizar recursos que estén a su alcance económico y que sean efectivos, creativos y sorprendentes. En este sentido, el marketing digital y las redes sociales suelen ser las apuestas más acertadas.

Plan de marketing para escuelas

Si queremos que la escuela destaque entre los más de 28 000 centros educativos que existen en España, hay que desarrollar un buen plan de marketing. Esto no es una tarea sencilla. Un plan de marketing es una forma de gestión que permite fijar y organizar todas las acciones a realizar para alcanzar los objetivos propuestos. Este plan tiene que guardar coherencia con el plan estratégico que desarrolla el centro, para evitar cambios continuos de enfoques y mensajes.

Por un lado, tenemos que cuidar nuestra imagen corporativa y la reputación, tanto de nosotros mismos como de los medios en los que nos publicitamos, para dar una imagen de seriedad y profesionalidad. Además, debemos relacionarnos o promocionarnos con empresas que estén alineados con nuestros valores y creencias.

Por otro lado, tenemos que desarrollar una serie de etapas. Primero hay que analizar la situación de partida, es decir, cuáles son nuestros aspectos internos más influyentes, nuestras fortalezas y debilidades, así como qué aspectos externos afectan a nuestras circunstancias (como legislación) y qué está haciendo la competencia. Además, tenemos que tener claro cuál es nuestro público objetivo y segmentar el mercado, ya que no es igual desarrollar una comunicación para niños de clase alta, para niños de clase media, para refugiados e inmigrantes, etc. Igualmente, debemos clarificar los objetivos a conseguir con el plan y definirlos de manera que sean medibles, concretos, alcanzables y relevantes. Tras ello, podemos comenzar a desarrollar las estrategias o acciones necesarias para lograr esos objetivos. Asimismo, tenemos que especificar bien cuáles son los parámetros con los que mediremos si hemos alcanzado dichos objetivos. Es necesario conocer si nuestras estrategias realizadas son efectivas, o poder corregirlas y optimizarlas en caso de que no lo sean. Finalmente, debemos la elaborar un presupuesto de nuestro plan de marketing donde indiquemos con qué recursos contamos y cuál va a ser nuestra inversión en cada acción.

Estrategias de marketing para escuelas

El marketing en el sector educativo conlleva unas características propias y requiere un tratamiento especial. Debemos enfocar nuestras estrategias directamente sobre las personas, sus aspiraciones, motivaciones y valores. El sector educativo conlleva un compromiso social con la comunidad global. Por ello, si queremos aumentar el número de alumnos en nuestras aulas, tenemos que llevar a cabo acciones con una visión y una misión más humanas, dando una imagen de transparencia y claridad.

Las estrategias de marketing pueden ser tanto online como offline. Respecto a las primeras, es necesario contar con una web bien posicionada, gran presencia en redes sociales y manejo del big data. Conseguir establecer una interacción continuada con usuarios virtuales, no solo nos aportará mayor visibilidad y, por ende, mayores posibilidades de atraer futuros alumnos. Nos constituirá también como referente de autoridad en materia educativa, es decir, no solo los padres y alumnos nos contactarán, sino que toda la comunidad nos considerará expertos en el tema.

Por otro lado, el uso de un marketing más tradicional y real, nos otorga una cercanía que permite llegar más allá con nuestros alumnos, tanto actuales como futuros. Así, organizar eventos con expertos sobre distintas temáticas relacionadas, o realizar jornadas de puertas abiertas para darnos a conocer, son fundamentales para que el entorno se familiarice con nuestra institución.

Captación de clientes para escuelas

Uno de los objetivos más importantes de las escuelas es la captación de nuevos alumnos. Esta tarea, que antes era relativamente sencilla y geolocalizada, actualmente ha incrementado su dificultad por el aumento de competencia. Por tanto, es necesario que llevemos a cabo campañas de captación de futuros estudiantes y de fidelización de los niños ya matriculados. En este sentido, ante el nuevo panorama, se hace necesario convertir nuestra oferta educativa en un bien de consumo con el que comercializar. Por ello, hemos de recurrir a planificaciones estratégicas con una buena gestión comercial y al marketing.

Primero, hemos de identificar a nuestros alumnos potenciales y ponernos en su lugar para saber cómo piensan, cuáles son sus motivaciones e intereses, qué necesidades formativas y personales quieren cubrir, por qué se matricularían en nuestro centro, etc.

Después, tenemos que desarrollar campañas para atraer a ese público objetivo, ya sean online u offline. Si generamos un primer contacto con nuestros posibles nuevos estudiantes, aumentamos las probabilidades de que se matriculen. Para ello, podemos recurrir a un buen marketing de contenidos, una buena interacción en social media, promoción de eventos, publicar información en revistas especializadas, etc. Además, el diseño y la integración de un formulario de contacto en nuestra web nos permitirá generar una base de datos interna de posibles clientes. De estos contactos, o leads, podemos obtener una mayor información y atracción si realizamos un seguimiento automatizado pero personalizado. Es decir, no es cuestión de bombardearles con emails invasivos y genéricos, sino que podemos segmentar nuestras comunicaciones por edad, nivel o especialidad formativa, geolocalización, etc.

Finalmente, si lo hacemos correctamente, estas estrategias harán que nos lleguen solicitudes de información sobre nuestro centro o nuestra metodología, abriendo así la puerta a conseguir matriculaciones.

Marketing online para escuelas

En el mundo actual, tal como está configurado, es necesario tener una gran presencia en Internet y en las redes sociales. En este sentido, es importante contar con una buena web bien posicionada y con unos perfiles atractivos en las distintas redes sociales. También es interesante disponer de un blog donde publicar artículos de temática relacionada o especializada, que además muestren nuestros valores y nuestra filosofía. Por otro lado, es esencial generar una imagen pública basada en la honestidad y la transparencia. Para ello, podemos generar newsletters mensuales en las que mostremos qué actividades hemos realizado durante el mes, noticias interesantes de nuestro centro y fotografías de momentos con nuestros alumnos.

Asimismo, una buena gestión de redes sociales nos permite, no solo atraer a nuevos alumnos, sino establecer una comunicación fluida y bidireccional con estudiantes, padres y profesores. También nos facilita crear una comunidad virtual donde nuestros alumnos poder informar, educar y conectar con nuestros alumnos. El uso de foros con áreas especializadas para padres y profesores, es una opción muy interesante que involucra a ambos en la educación de los niños, permitiéndoles intercambiar información acerca del desarrollo de estos.

Finalmente, es útil la creación de una plataforma online, de una intranet, o de una app para móviles orientada a compartir noticias sobre el centro. Así, padres, profesores y alumnos, estarán al corriente de las últimas novedades, podrán consultar normativas, sus expedientes, sus planes de estudio, o la oferta formativa, de forma cómoda, sencilla y personalizada.

Posicionamiento web SEO para escuelas

Como ya hemos mencionado, la visibilidad en internet es fundamental para alcanzar el éxito de nuestros proyectos. Pero, entre tantas webs y escuelas distintas, ¿cómo podemos mejorar nuestra visibilidad? Utilizando las técnicas de posicionamiento SEO.

SEO son las siglas de search engine optimization, que se traduce como «optimización de los motores de búsqueda». Se refiere a todas las técnicas y procesos que ayudan a mejorar el posicionamiento de nuestra web y, por ello, a aumentar el tráfico de la misma. Es decir, aumentan la visibilidad de nuestra página en los resultados de los distintos buscadores al situarse en las primeras posiciones ofrecidas. Para optimizarlo, por ejemplo, es importante incluir palabras clave o keywords repetidas 2 o 3 veces, utilizar fotos en formato PNG o JPG y vídeos con títulos, geolocalizar el contenido, y elaborar una redacción con contenidos de calidad y fáciles de entender por los usuarios. Con ello, se consigue que el usuario, además, pase más tiempo en tu página.