Marketing digital para turismo

Si quieres aumentar el número de peticiones para tu empresa del sector turismo, déjanos tus datos y te explicamos cómo

Desarrollamos estrategias para captar nuevos clientes y proyectos para empresas de turismo de toda España. Sabemos encontrar los clientes que te interesan.
Te ayudamos en todo el proceso.
Nunca nos rendimos, nunca nos acomodamos.

Posicionamiento SEO

Consigue contactos de clientes potenciales para tu empresa de turismo

Solicita un informe de situación

Sin compromiso te decimos en qué estado te encuentras. Recíbelo en menos de 24 horas.

Contacta con nosotros para empezar tu plan

¿A qué estás esperando? Prueba algo diferente.

¿Quieres recibir un presupuesto personalizado?

Responsable del fichero: Safe Marketing Online, S.L. Finalidad: envío de información sobre productos y servicios propios al suscrito. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

El marketing digital para empresas es una opción que todos los negocios deben tener en cuenta, especialmente los que desarrollan sus servicios dentro del sector turístico. Esto se debe a que este sector engloba a personas de todas las culturas, clases sociales y grupos de edad. Por esto, en este artículo analizamos como elaborar un plan de marketing, publicidad y comunicación que permita vender una experiencia de manera más fácil, aumentando la rentabilidad y, por consiguiente, los ingresos.

Comunicación para el turismo

La comunicación es, sino el principal, uno de los principales factores que determina el éxito de un negocio dedicado al sector turístico. En este sentido, darse a conocer es fundamental para que los potenciales visitantes tengan conciencia de la amplitud del abanico de opciones entre las que pueden elegir. Pongamos un ejemplo: una empresa dedicada a realizar visitas guiadas debe aumentar su visibilidad para que los turistas la tengan en cuenta. Si no lo hace, probablemente escojan la que su agencia de viajes les haya recomendado de manera predeterminada.

De la misma manera, debemos establecer ciertos criterios para una buena estrategia de comunicación: en primer lugar, esta ha de ser bidireccional, es decir, no basta con comunicarle al cliente las características que hacen al negocio atractivo, sino que se debe abrir un canal de contacto para que los clientes puedan realizar sus sugerencias. De este modo, el turista tiene la confianza de poder “elaborar” un producto (sea este un paquete de vacaciones combinadas, una visita guiada o cualquier otro), a su medida. Esto es especialmente importante en el turismo internacional, ya que las diferencias culturales pueden ser determinantes.

En último lugar, la denominación es otro de los asuntos que se deben tomar en consideración. Un buen ejemplo lo podemos encontrar en el caso de Holanda, que ha cambiado su marca turística oficial a “Países Bajos”, ya que este último nombre es el más popular internacionalmente. Así, el país trata de apostar por la modernización y la integridad, ya que el apelativo tradicional se refiere solo a 2 de las 12 provincias que conforman el país: Holanda del Norte y Holanda del Sur. Tambien se trata de un intento de ofrecer un valor añadido en novedad, ya que todo cambio de nombre lleva asociado un cambio de imagen.

Publicidad para el turismo

Otro de los aspectos primordiales de todo negocio turístico es la publicidad. A este respecto, vamos a dar una serie de consejos, todos elaborados a medida de los servicios que proporciona Comunicare. En primer lugar, toda buena campaña publicitaria debe apelar a la identidad cultural propia, basándose en la idiosincracia del país al que está dirigida. Y no solo basta con el idioma, sino que también hay que incluir otros aspectos (expresiones típicas, chistes, etc.) que hacen que el turista, que puede sentirse extraño en una cultura distinta, se sienta más cómodo y cercano.

La ideología del potencial viajero también es fundamental. Obviamente, no hay una única forma de pensar, pero podemos trazar una serie de opiniones que tiene la sociedad en general. Una tendencia actual es el ecologismo, por lo que vincular una idea empresarial a la causa medio ambiental produce una reacción increíblemente positiva en el receptor del anuncio, que puede encontrar en el negocio una manera de luchar contra una causa que le produce inquietud, a la vez que disfruta de sus vacaciones. Respecto a este último apartado, el ideológico, hay que evitar hacer mención a ninguna opinión radical que pueda ofender a un grupo social.

Tradicionalmente, las campañas de turismo se centraban en personas con fama nacional o internacional. Hoy en día, las agencias se apoyan en el testimonio de clientes para reforzar su imagen de fiabilidad y aportar más seguridad a los potenciales turistas. En este sentido, conviene recordar que el comprador va a adquirir el compromiso comercial desde su país de origen, por lo que hay que darle la máxima seguridad posible. Una buena idea sería recabar el testimonio del cliente justo el día anterior a su vuelta de las vacaciones, ya que el último día suele ser estresante y, en algunas ocasiones, el de menos ánimo.

Plan de marketing para el turismo

Todo plan de marketing para el sector turístico debe tener en cuenta que no se venden productos ni servicios, sino experiencias. En segundo lugar, estas deben ser impactantes, agradables y, sobre todo, memorables. A su vez, hay que tratar de establecer una conexión entre lo que busca el cliente y lo que nosotros ofrecemos, así como dar las máximas opciones de personalización posibles, para captar a los clientes más selectos. El co-branding, por su parte, es ideal para crear productos turísticos más complejos. Por último, hay que atender a la hipersegmentación del mercado para tener una visión más colectiva.

A la hora de elaborar el plan de marketing, hay que realizar un trabajo dividido en 5 fases: en primer término, el análisis, donde estableceremos la imagen del negocio, el posicionamiento, la misión de la publicidad y las DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades). En segundo lugar, realizaremos la visión estratégica, donde fijaremos los objetivos (cuota de mercado, rentabilidad, etc.) y la publicidad en sí. El tercer punto es la definición de tácticas, que es cuando decidiremos acerca del diseño del producto, su distribución, precio y promoción.

Una cuarta fase es la relacionada con el presupuesto, para el que tenemos que tener en cuenta los recursos humanos y tecnológicos que emplearemos, buscando siempre la rentabilidad. Si se trata de un negocio nuevo, debemos prever que, casi inevitablemente, atravesaremos el “Valle de la muerte” (es decir, que al principio nuestro negocio atravesará una etapa en la que las inversiones serán superiores a los beneficios). Por último, la quinta fase es la referida a la implementación y control, donde elaboraremos informes de situación periódicamente, controlaremos la eficacia del plan en sí, y evitaremos desviarnos de los objetivos.

Estrategias de marketing para el turismo

En este apartado, mencionaremos diversas estrategias para diferenciarnos del resto de negocios turísticos y ofrecer algo que verdaderamente interese al potencial viajero. Primeramente, podemos vincular nuestro negocio a un evento destacado que vaya a tener lugar. Asimismo, dar a conocer la satisfacción y buen trato que reciben los clientes hará que los posibles compradores deseen sentirse igual de protagonistas. También se puede hacer una lista de recomendaciones, ya que lo más probable es que los visitantes no sepan qué lugares de interés pueden visitar. Incluso se puede crear una propia guía turística oficial.

El marketing móvil (más adelante profundizaremos en el marketing online), es una buena opción para aumentar la visibilidad, ya que la tecnología es una herramienta que une a todas las personas. En este sentido, podemos apoyarnos en aplicaciones que resulten útiles para el turista, que incluyan mapas, calendarios y diccionarios en línea. El videomarketing es otra gran herramienta, ya que hay que estar al tanto de que el cliente tendrá que revisar la oferta de un gran número de negocios, por lo que debemos facilitarle todo el trámite. A este respecto, un recurso es elaborar un video a modo de presentación del lugar y su entorno.

Por último, el storytelling permite conectar con el posible comprador, contándole una historia que emocione al público y que les haga sentirse parte de la experiencia que van a vivir si confían en los servicios que tratamos de venderles. Esto está estrechamente vinculado al marketing emocional y al marketing experiencial, dos corrientes que han probado su eficacia en la captación de clientes. Además, se deben enfocar al cliente atendiendo a su identidad cultural, sus posibles expectativas y su recorrido en el turismo. No es lo mismo un grupo social que tiende a viajar a menudo que otro que viaja más ocasionalmente.

Captación de clientes para el turismo

A continuación, daremos ciertas claves para captar clientes. En primer término, la creación de eventos que resulten atractivos para el viajero es una opción idónea para que se sienta atraído por un negocio u otro. Hay dos opciones principales: centrar el evento que se va a crear en la cultura propia del visitante (por ejemplo, celebrar la fiesta de la cerveza en un restaurante para captar a los turistas de larga duración que vengan de Alemania), o realizar una fiesta típica de este país para quienes desean conocer más sobre cultura española pero no vinieron en la fecha de celebración de ese evento. (por ejemplo, la Feria de Abril o las Fallas de Valencia).

Hay que tener en cuenta que el visitante puede, con toda probabilidad, haber organizado su viaje antes de venir al país, por lo que el trabajo de captación debe realizarse en la nación o región donde queremos ampliar nuestro mercado y no solo en la ciudad en la que el negocio desarrolle sus servicios. Respecto a esto, los países que más turistas emiten al nuestro son Alemania, Rusia, Francia y el Reino Unido, entre otros. Se debe considerar, asimismo, contar con los servicios de un traductor que importe nuestros productos publicitarios (videos, folletos, etc.) al idioma nativo de cada país donde vamos a hacernos presentes.

Del mismo modo, el viajero puede tener, entre una de sus principales inquietudes, el miedo a perderse en su destino. Por este motivo, debemos dar imagen de un negocio bien situado, con conexiones a los principales lugares de interés y de fácil acceso. De esta manera, captaremos a la mayoría de personas que vienen por primera vez y no saben cómo desenvolverse en el lugar que visitan. También se debe explicitar que ofrecemos ayuda ante cualquier duda o dificultar para visitar un lugar en concreto. Se debe considerar también la opción de contar con guías turísticos.

Marketing online para el turismo. Posicionamiento web SEO para el turismo

Por último, el posicionamiento SEO es fundamental, puesto que los nuevos tiempos han colocado a la tecnología en un lugar protagonista a la hora de consultar información sobre un destino de viaje. En este sentido, la mayoría de personas se guían en su lugar de vacaciones por medio de Internet para acceder a información como el lugar donde comer, donde hospedarse o el monumento de mayor calado dentro de la región. Por esto, es primordial conocer los secretos del buscador de la red, así como confiar en agencias como Comunicare que aumenten el posicionamiento del negocio.

Un buen marketing online para empresas debe tener en cuenta a un grupo de edad por encima de los demás: los millenials (es decir, personas de entre 18 y 35 años, aproximadamente). No solo estamos ante las personas que más recurren a las redes para consultar información, sino que también son los que, de acuedo con las estadísticas, más viajan. Hay que conocer, ante todo, en qué redes sociales confían, qué expresiones utilizan y qué tipos de turismo son los que más les atraen (principalmente, el turismo de fiesta, el de playa y el social, este último referido a viajar con gente que no conocen para hacer amistades).

La geolocalización es otro de los valores fundamentales, porque hay que afianzar nuestra presencia tanto en el lugar de destino como en el de partida. No es suficiente con dejar claro dónde se sitúa el negocio, sino que hay que lograr que se hable de la experiencia que tratamos de vender también en el lugar de donde van a provenir los viajeros. En último lugar, se puede utilizar WhatsApp para aumentar nuestro contacto con los posibles clientes, proporcionándoles un canal donde hacer llegar sus sugerencias, preguntar sus dudas y lanzarles promociones. Esto hay que hacerlo de forma discreta, ya que la publicidad está prohibida en esta plataforma.

En conclusión, hay diversas estrategias de marketing, publicidad y comunicación que harán del negocio turístico uno de alta visibilidad y buena presencia, tanto en el lugar de destino como en este país. Tener esto en mente permitirá diferenciar una experiencia turística frente a las demás, haciendo la organización del viaje mucho más sencilla para el comprador y aumentar su confianza. En Comunicare ayudamos a las empresas proporcionando servicios de marketing digital y gestión de redes sociales.