Marketing para carnicerías

Si quieres aumentar el número de ventas de tu carnicería, déjanos tus datos y te explicamos cómo

Desarrollamos estrategias para captar nuevos clientes y proyectos para carnicerías de toda España. Sabemos encontrar los clientes que te interesan.
Te ayudamos en todo el proceso.
Nunca nos rendimos, nunca nos acomodamos.

Posicionamiento SEO

Consigue contactos de clientes potenciales para tu carnicería

Solicita un informe de situación

Sin compromiso te decimos en qué estado te encuentras. Recíbelo en menos de 24 horas.

Contacta con nosotros para empezar tu plan

¿A qué estás esperando? Prueba algo diferente.

¿Quieres recibir un presupuesto personalizado?

Responsable del fichero: Safe Marketing Online, S.L. Finalidad: envío de información sobre productos y servicios propios al suscrito. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Comunicación para carnicerías

Actualmente vivimos en un mundo totalmente digitalizado. Seguramente te enteras de muchas cosas a través de internet e incluso es allí donde realizas la mayoría de tus compras o donde acudes para buscar ideas, consejo e información.

En Comunicare somos conscientes de la importancia de la comunicación a la hora de comenzar o hacer despegar un negocio. Hay que tener en cuenta que en la comunicación hay tres puntos fundamentales: un emisor, un mensaje y un receptor.

En relación con estos tres puntos también hay que destacar ciertos aspectos. En primer lugar, el mensaje debe ser claro. Debe quedar claro el producto que vendes. La carne debe ser el eje central de tu mensaje. Explicaremos qué vendes y sus características más destacables.

En segundo lugar, no hay que olvidar que para que exista comunicación tiene que haber un receptor del mensaje, de lo contrario es como si estuviésemos hablando solos. Por eso, en principio buscamos posibles receptores para el mensaje que queremos ofrecer. Nos preguntamos: ¿a quién puede interesar?

Publicidad para carnicerías

Identificar una marca es importante y publicitariamente el diseño de un logo es primordial. El logo, además de un fantástico instrumento para conseguir que los usuarios puedan reconocer tu marca, puede servir para mucho más. Sobre todo, en un mercado como el de la alimentación en el que existen múltiples complementos útiles para la cocina. Junto a la carne puedes ofrecer textiles estampados con tu logo (mandiles, paños de cocina), recetarios de cocina, cuchillos, objetos decorativos y demás merchandising.

Plan de marketing para carnicerías

Un plan de marketing pasa siempre por saber a dónde quieres llegar, qué resultados quieres obtener y cuál es la situación del mercado y el contexto en el que va a desarrollarse tu negocio.

En el plan de marketing para carnicerías hay una línea de salida y una meta. Tú eres el corredor. Para comenzar la carrera debemos tener claro contra quién compites y qué quieren los posibles compradores.

En una carnicería como en otras empresas, el objetivo final es la captación y fidelización de clientes.

Lo primero es preguntarnos dónde te encuentras. Hacer un estudio de mercado.

¿Quién vende lo mismo que tú y qué cifras se alcanzan? ¿Cómo lo venden?

Una vez aclaradas las informaciones procedentes de distintas fuentes (encuestas, rastreo de redes sociales y páginas, etc.) realizamos un presupuesto y partidas de gasto.

Cuando se trata de potenciar tu negocio es probable que debas realizar diversas inversiones y todas de gran importancia. Para empezar, tu gasto en dinero y en tiempo va a ser considerable.

Estrategias de marketing para carnicerías

Una vez sepamos cuál es tu situación y cuáles son tus perspectivas de negocio es el momento de comenzar a diseñar la estrategia que vamos a seguir para conseguir los objetivos.

Como ya hemos destacado en líneas anteriores, el papel de las redes sociales y de las herramientas que puede proporcionarte tu presencia online es fundamental.

Por este motivo, cuidar tu presencia en estos ámbitos con contenidos permanentemente actualizados es indispensable.

La creatividad tiene que presidir todos los movimientos incluidos en una estrategia de marketing. Es lo que va a conseguir que tu producto se diferencia positivamente de otros parecidos que pueden surgir en tu mismo mercado como una amenaza.

La carnicería es un negocio que nos va a permitir incluir muchos detalles como valor añadido a la venta de carne propiamente dicha.

Un empaquetado distintivo, por ejemplo, además de un servicio, puede suponer una contribución de marketing. Un packaging estéticamente atractivo va a atraer a clientes. En los envoltorios se pueden incluir pequeños obsequios como la tarjeta de una receta, la especia más adecuada para añadir al cocinado de esa especia concreta. También puedes encargarte de organizar sorteos o concursos combinando el plano presencial con el virtual citando a tus seguidores en las redes en tu tienda física y viceversa.

Tú puedes convertir tu carnicería en tu marca. Todo unido va a formar parte de lo mismo: el producto, tú, tu web o blog y tus perfiles sociales formáis una marca. Tu marca.

Tú marcas los objetivos que deseas para tu carnicería y nosotros te ayudamos a conseguirlos.

Captación de clientes para carnicerías

En la era de las redes sociales, cualquier negocio tiene cabida. En Comunicare sabemos que incluso un negocio asociado al cara a cara y a la compra en persona como una carnicería tiene cabida.

A través de las redes, de estrategias de mailing o sugiriendo la suscripción a un newsletter de novedades pueden captarse clientes. Tampoco olvidamos formas más clásicas como folletos impresos, anuncios en distintos medios, etc.

Nos hemos especializado en el marketing digital para carnicerías y para otros muchos mercados. Es una herramienta de gran utilidad cada vez más en auge.

El teléfono móvil se ha convertido en inseparable compañero de todos nosotros. La mayoría de las interacciones que realizamos son a través del smartphone.

Las cifras estadísticas demuestran que lo que está al otro lado de la pantalla importa muchísimo.

Esta importancia es un camino de doble dirección. A ti te interesa conocer qué pueden ofrecerte y a los ofertantes les interesa saber qué quieres, qué necesitas o cómo pueden ofrecértelo para que quieras tenerlo. Ahí entra el marketing digital y ahí entra Comunicare.

Las relaciones interpersonales en muchas ocasiones las establecemos cómodamente desde el sofá, esperando el autobús o caminando por la acera.

Se trata de utilizar las redes sociales y recursos digitales. En relación a esto tú debes tener presente que la primera acción que vamos a necesitar llevar a cabo es rastrear los segmentos poblacionales a los que dirigirnos.

No debemos anclarnos en la idea de que los potenciales clientes interesados por tu carnicería van a ser únicamente los clientes que puedes imaginarte acudiendo en persona a comprar. El marketing digital concede la oportunidad a cualquier negocio de ir más allá.

El primer paso a dar es crear perfiles en distintas redes sociales en Instagram, Facebook y también en LinkedIn. Estos perfiles van a funcionar como cartas de presentación. De esta forma, publicitamos no solo el producto, sino también quién eres.

En las redes sociales, a través de tu participación activa en tus perfiles, tu negocio y tú debéis ir de la mano.

La presentación que haremos a través de tus perfiles va a ser mayoritariamente visual. Las personas quieren saber a través de los ojos. Quieren ver tu producto, qué les ofreces y cómo se lo brindas.

Estudiamos qué redes sociales son las más frecuentadas por los grupos que representan los potenciales consumidores de tu producto. Hay redes mayoritariamente utilizadas por jóvenes, pero hay otras que usa un amplio espectro poblacional.

Ofreciendo un producto de calidad puedes llegar a mucha gente con una edad intermedia. El segmento de edad formado por adultos independientes con capacidad económica suficiente para querer buscar «algo más» en sus platos y, preocupado por su alimentación, puede convertirse en un grupo de fieles clientes para tu carnicería.

Invita a participar en las redes que gestionas. Compartir e invitar a compartir manteniendo unas redes sociales altamente activas es la clave para generar el feedback que necesitas.

Sabemos que es primordial prestar especial atención al aspecto visual, por eso Instagram es un medio muy atractivo en este sentido. Las fotografías que compartes y cómo lo haces son una carta de presentación.

Existen muchas ideas que poner en práctica en las redes. Nos ocupamos de su gestión de tal forma que no lleguen a un punto muerto. Los perfiles sociales son generadores de likes y comentarios instantáneos. Son directos y rápidos por lo que la inexistencia de publicaciones va a hacer que tus perfiles decaigan rápidamente y dejen de ser interesantes para los usuarios.

Mantenerse activo y resultar creativo es clave para continuar en alza en las redes. Tus perfiles deben incentivar a las personas que se interesen sobre ellos a participar.

Además de realizar publicaciones en las secciones de noticias sobre tus productos, también utilizamos el vehículo más directo de las stories (en el caso de Instagram) para avanzar futuras novedades con las que vas a contar en tu stock. Otra forma de destacar tus artículos es incluyendo recetas y pidiendo opinión sobre ellas o consejos e ideas para cambiarlas, mejorarlas, etc.

Informarnos también es primordial. Moverse en el sector de la alimentación trae consigo la obligada necesidad de tener, al menos, mínimos conocimientos de cocina. Cocina, muéstralo y pide que los demás hagan lo propio.

Vende carne, pero vende también una forma de alimentarse y de alguna manera un estilo de vida.

Consultar el calendario y crear hastags sobre fechas destacadas en las que realizar recetas especiales de Navidad, San Valentín, el Día del Padre, etc. es una idea muy atrayente. Incluso puedes plantearte la realización de concursos o sorteos a través de las redes siempre guardando las debidas precauciones en su ejecución.

Si la gente empieza a participar lograremos crear una comunidad. Es interesante crear una unión alrededor de tu producto de un grupo de usuarios con intereses comunes que participan de un estilo de vida similar y quieren compartirlo. Tú, como propietario y suministrador del producto, serás el gestor de tal comunidad.

Marketing online para carnicerías: Posicionamiento web SEO para carnicerías

Muy relacionado con el marketing digital se encuentra el marketing online. De tal forma que el primero se encuentra encuadrado dentro de este último.

El marketing digital hace referencia a la interacción social dentro de la red; una parte activa y de consumo rápido en la que se generan likes a cada segundo.

El caso del marketing online se refiere más bien a la creación de contenido específico para tu producto. Al tiempo que los perfiles que introduces en las redes sociales pueden simbolizar tus tarjetas de presentación, el contenido online que creas de forma más estable puede ser un importante escaparate.

Una carnicería es un negocio que perfectamente nos permite la creación de una página web para mostrar lo que vendes. Tú debes encargarte de decidir cómo hacerlo, pero siempre teniendo en cuenta que la estética es fundamental porque el producto va a llegar «por los ojos» a tus posibles consumidores.

La página web va a representar un stand virtual en el que colocamos tu mercancía.

Es vital la generación de contenido interesante que te posicione en los buscadores. De este modo, cuando la gente introduzca en un buscador palabras relacionadas con carne, carnicería, pollo, filete y muchas otras unidas a tu localidad, vas a figurar entre los primeros resultados.

Por eso tu web no debe quedarse solo en la constitución de una herramienta de muestrario de lo que vendes. También nos centramos en otros aspectos llamativos para tus clientes, sobre todo, para el tipo de cliente que puede interesarse por la compra de carne a través de internet.

Tu web debe presentar tu producto, pero también quién eres y a quién vendes. Es decir, tu web debe estar asociada a tu marca: tu producto y tú. No solo vas a vender carne, vas a vender un tipo de alimentación, una forma de comer, unos gustos y, finalmente, un estilo de vida determinado que cuenta con adeptos previos a tu aparición. Por eso, debes distinguirte. Tienes que ofrecer cosas distintas a las que brindan tus competidores.

En este sentido, es buena idea desarrollar ya sea dentro de tu propia página web o de forma independiente un blog.

Así, por un lado, la página web es una ventana en la que podemos incluir muchos espacios. Podemos hablar de quién eres, añadir una galería fotográfica, qué servicios específicos y diferenciadores ofreces (cortes especiales para la carne, reserva previa, envío a domicilio, preparaciones especiales e incluso platos preparados etc.).

Por otro lado, el blog supone una ampliación de los horizontes que se visualizan desde esa ventana. Significa ir más allá. Piensa que tú puedes ofrecer más cosas que la carne. El blog puede servirnos como una vía para ofrecer información. Recetas y consejos culinarios, tipos de cortes específicos para cada pieza de carne pueden ser temas interesantes. También datos sobre las distintas procedencias de tus productos, sobre sus aportes nutricionales, etc. El campo de posibilidades es muy amplio y eso abre el abanico de tipologías de seguidores para tu blog. El buen contenido fideliza a los seguidores con un blog y tú sabes que ese blog lleva directamente a tu marca. Así que, continuando con el blog, el trabajo en las redes, etc. esos seguidores pueden afianzarse como fieles a tu producto y a tu marca.