Marketing de Contenido ¿Qué significa relevancia en realidad?

Voy a guiarte a través de un ejercicio. Abre Google y haz una búsqueda de estrategia de marketing de contenido. Revisando los primeros resultados, apuesto a que dos palabras aparecen una y otra vez: valioso y relevante.

De hecho, ambas palabras aparecen en la definición de marketing de contenido presentada por el Instituto de Marketing de Contenido , “El marketing de contenido es una técnica de marketing de creación y distribución de contenido relevante y valioso para atraer, adquirir e involucrar a una audiencia objetivo claramente definida y comprendida – con el objetivo de conducir acciones rentables de los clientes”

Marketing-de-contenidos

Todo esto es acerca de producir y distribuir contenido rico en información para tu potencial comprador para informarles mejor acerca de lo que vendes.

La lógica funciona así: si una organización/marca/compañía entrega información interesante para su comprador actual y potencial, esos compradores recompensarán dicho aporte de conocimiento con la compra y, tal vez más importante, con su lealtad.

Hay muchisimos de casos de estudio acerca del gran éxito de empresas a través de la creación de contenido. Están generando ventas, generando clientes potenciales, y enseñando a las marcas algunos aspectos interesantes acerca de lo que realmente interesa a su audiencia objetivo, en resumen, como se comportan.

    • ¿Pero qué hay realmente dentro de esas palabras?

Si echamos otro vistazo a la definición de marketing de contenido más arriba, y eliminamos “relevante” y “valiosos”, lo que nos queda no es muy diferente de marketing tradicional. Es como panfletos de venta, con una lista infinita de características del producto, servicios adicionales,etc. Puede que sea rico en contenido, pero no me incita a pensar diferente. Esa es la prueba determinante que hace un “buen” contenido. Si activa un cambio en el pensar o en el comportamiento, es igual de relevante como valioso.

    • La Personalidad del comprador

Hay dos errores fatales para cualquier estrategia de marketing: Confundir la audiencia objetivo y pensar erróneamente que “todos” son tu mercado. Cuando estamos hablando de público objetivo tenemos que construir arquetipos de audiencia o personalidades de compradores, lo que estamos haciendo en realidad es tratando de meternos en la mente de nuestros potenciales compradores, y descubrir cómo piensan, sienten y experimentan el mundo. Nos enfocamos en el mundo en el que viven, sus problemas y deseos y todo aquello que les hace tomar la decisión de por que comprar algo o no. Esto es siempre una experiencia reveladora. Hace emerger todas nuestras preconcepciones acerca de cómo pensamos que se comportan nuestros clientes y lo que pensamos que es valioso y relevante para ellos.

Que lección podemos sacar de todo esto: Relevancia y valor no son acerca de ti. Siempre es acerca de ellos.

Fuente: SocialMediaToday

  • No duden en contactarnos si quieren que analicemos la estrategia online llevada a cabo por su empresa.

  • Contáctanos Ahora

Leave a Reply